Blog

Últimas entradas, Claudia Huertas Psicóloga

Una Cena Romántica

Una Cena Romántica

El Secreto Para Mantener El Amor

Aunque creamos que el mundo se ha modernizado mucho y las costumbres aquellas de nuestros padres o abuelos nos parezcan ya historias lejanas perdidas en el tiempo, algunos de aquellos rituales de conquista todavía pueden útiles y reavivar el amor de pareja.

Ese es el caso de una romántica.  Las parejas con el tiempo comienzan a entrar en la tediosa (los hijos, las cuentas, las tareas domésticas, los compromisos familiares, etc.), creando un en su colección de momentos especiales.  Esos días de ir a cenar y bailar, en los cuales nos vestíamos de gala para vernos atractivos y seductores para el otro parecen haber terminado.

El amor, al igual que una planta, necesita nutrientes, amor, calor y .  Tener tiempo para reconquistarse mantendrá nuestro amor fluido, floreciente y en constante crecimiento.

Pero ¿Cómo volver a crear el ambiente romántico de una cena perfecta?

Para entrar en calor nuevamente, necesitamos ser cuidadosos con los detalles.  Estos son algunos consejos para conseguir un hermoso recuerdo que enamora:

  • Ponernos “bonitos”: Aunque ya nos conozcamos uno al otro cada curva, cada cana, cada arruga, cada expresión, cada rincón del cuerpo del otro, arreglarnos para la ocasión no solo ayudará a que nuestra autoestima esté más alta, sino también nos hará recordar qué era lo que tanto nos gustaba de esa otra persona, nuestro compañero de vida.
  • Escoger el sitio correcto: Muchas parejas suelen hacer cenas románticas en su casa, pero, aunque puedan ser muy planeadas y se puedan tener el mayor control posible en los detalles, sigue siendo el mismo ambiente y con las mismas interrupciones habituales (el teléfono, el llanto del , el mismo comedor, la misma vista, etc.). Escojan un lugar que los deslumbre, los relaje y los haga sentir algo “incómodos” con su cita.  Si van a un restaurante hermoso o campestre, sin sus hijos, sin sus teléfonos a la mano, el ambiente creará emociones nuevas, y a su vez, tensión sexual, lo que hará que tengan uno por el otro.
  • Llevar un “: Por pequeño que sea el regalo que van a intercambiar, el hecho de poder darle un presente a tu pareja para demostrarle que aun es importante para ti puede hacer una gran diferencia en una .
  • Planear con tiempo: No es necesario que lo hagan con semanas de anticipación, pero si, que tengan un tiempo prudencial en el cual puedan sentir la emoción de escoger cómo vestirse, con quien dejar a sus hijos, y otros detalles que pueden hacer que una cena de ensueño se convierta en un estrés insoportable.
  • ¡Cuidado con el alcohol!: Si bien un buen vino puede hacernos entrar en calor, un exceso puede crear todo lo contrario. Beber con moderación en una cena romántica es muy importante, más si llevas algún tiempo sin hacerlo, porque puedes perder el control.
  • Vigilar el estado de ánimo: una cena romántica puede servir para disculparse por algún error o inconveniente que se haya presentado durante la convivencia, pero así mismo puede desatar un infierno de emociones si no es bien manejada.  Lo ideal es tener una buena disposición y un buen estado de ánimo para que nuestro recuerdo se llene de flores y colores, y no de sátiras, indirectas e insultos.

Finalmente, anímense a vivir una experiencia nueva, a coleccionar nuevos recuerdos de su amor y a dedicar tiempo y cuidado a esa persona tan especial que vive contigo; tu compañero(a) de vida.

 

 

Write a Comment

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

Siempre escuchamos que nuestras emociones y pensamientos crean nuestra realidad, pero poco sabemos de cómo alcanzar esa …

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

Todos oímos que las enfermedades son producto de malos hábitos, de la contaminación, y de fallas en nuestra genérica, …

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

Cuando hemos perdido a alguien cercano, conocido, o estamos enfermos, experimentamos un miedo muy común: el miedo a la muerte. …