Blog

Últimas entradas, Claudia Huertas Psicóloga

¿Por qué mis hijos son tan rebeldes?

¿Por qué mis hijos son tan rebeldes?

Muchos de nosotros somos padres.  Nos preocupamos por su y salud.  Los amamos, y cada vez que los vemos recordamos que son una parte de nosotros.  Quisiéramos mantenerlos a salvo de todo mal y peligro.  Amamos su sonrisa, la forma en la que nos dicen “te amo”, como se ríen, y nos llenamos de gozo cuando triunfan en cualquier cosa.

Pero en la práctica, no todo es color de rosa.  Nuestros a veces se tornan hostiles, sin entender el porqué de nuestras acciones o los que les imponemos.  Nos recuerdan la rebeldía que nosotros mismos tuvimos cuando éramos jóvenes.   Con estos recuerdos también vienen otros tales como qué correcciones nos dieron, o si fuimos heridos en el proceso.

Más allá de lo que podríamos pensar, somos nosotros quienes de manera hacemos que nuestros hijos se conviertan en seres hostiles.  Nos cargamos de sentimientos negativos, repitiéndonos a nosotros mismos y a ellos que son niños perezosos, mal portados o groseros.  Creemos equívocamente que recalcar las cosas negativas harán que desaparezcan o cambien.

¿Cuántas veces nos ponemos en la tarea de agradecer todo lo que tenemos?  Como padres, estamos afanados en que nuestros hijos tengan éxito, pero olvidamos reconocerles aquello que ya han alcanzado.  Necesitamos cambiar nuestro sistema de manejo de situaciones para que logremos tener resultados diferentes.

Pruebe el siguiente método: Todos los días, al levantarse y al acostarse, agradezca las cosas buenas que tienen sus hijos.  Agradezca su hermosa sonrisa, lo bueno que es en un deporte, lo gracioso que fue cuando le conto un cuento, y cualquier cosa que le de valor a sus hijos en vez de quitárselo.  En 30 días descubrirá cuanto han cambiado sus hijos, aparentemente de la nada, todo gracias a usted.

Permítase disfrutar la experiencia de ser padre.  Valore cada momento porque no se repetirá.  Si quiere que la situación cambie, cambie usted primero.  Cuando los seres humanos nos sentimos reconocidos y valorados, nos sentimos motivados a seguir repitiendo las buenas acciones para recibir más reconocimiento y valor.  El aprendizaje se trata de ensayo y error, de alcanzar metas, aunque se equivoque una y otra vez.

Nuestros hijos, más que cualquier otra cosa, nos necesitan a nosotros.  Un abrazo, un beso, dedicarles un poco de tiempo, es lo que quedará en su , lo que los motiva a ser mejores personas.  Impúlselos a seguir adelante a pesar de los y descubrirá que la pereza, la rebeldía y la hostilidad disminuirán de manera sorprendente.

Si en el proceso siente que el dolor lo aborda, no se preocupe, no está solo.  Muchas personas en el mundo sufren en silencio por vergüenza, sin saber que puede adquirir herramientas para sanar su alma y dar salud emocional a aquellos que lo rodean.  Busque ayuda, dese a usted mismo para que pueda darle a los demás.

Somos padres, amamos sin medida, pero también somos humanos y debemos cuidar de nosotros mismos para poder cuidar de lo más importante en nuestra ; nuestros preciosos hijos.

 

 

Write a Comment

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

Siempre escuchamos que nuestras emociones y pensamientos crean nuestra realidad, pero poco sabemos de cómo alcanzar esa …

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

Todos oímos que las enfermedades son producto de malos hábitos, de la contaminación, y de fallas en nuestra genérica, …

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

Cuando hemos perdido a alguien cercano, conocido, o estamos enfermos, experimentamos un miedo muy común: el miedo a la muerte. …