Blog

Los Ritmos Sexuales Y Las Parejas

Los Ritmos Sexuales Y Las Parejas

Si hay un tema en el que casi todo el mundo está en desacuerdo es el de la cantidad, calidad y tipo de sexo que tienen las parejas. No es algo que tenga una medida estandarizada, ni se pueda decir con certeza que está bien o mal hecho.

Cuando se conforman las parejas, algunas de ellas necesitan más actividad sexual que otras. Hay que recordar que todo lo que una pareja haga es normal mientras ambos estén de acuerdo y lo disfruten. Hacer el amor también es ver una película juntos con los pies entrelazados, solo eso, por más sexuales que sean.

Pero en el campo de la sexualidad, todo el mundo tiene un punto de vista distinto. Incluso así, hay algo en que todo el mundo está de acuerdo; si una pareja no está satisfecha con su sexualidad, la relación corre peligro.

Y es que a la hora de escoger, sobre todo cuando hablamos de un compromiso a largo plazo como un matrimonio, hay que sacar bien las cuentas para no equivocarse. Para algunas personas, tener relaciones sexuales 1 vez al mes es suficiente para que se sientan amados, para otras, 3 veces a la semana es la media. Esto también cambia con el tiempo. Para tener una buena sexualidad, necesitamos acondicionamiento físico, y con la perdida de este, también se pierde el ritmo.

Pero ¿Qué sucede cuando en una pareja uno es mucho más sexual que el otro? He ahí el dilema. Es más común de lo que parece. En las terapias de pareja, además de evaluar temas como el dinero, la crianza de los hijos, el manejo de las relaciones interpersonales, también se evalúa la satisfacción sexual. La tasa de diferencias entre las parejas es en ocasiones alarmante.

Las parejas poco a poco, por rutina, van dejando a un lado su esfera erótica. Cuando eran novios se cuidaban, se mimaban, y se conquistaban mutuamente y sin descanso. Después de formalizar la relación, equívocamente, se sienten confiados y empiezan a asumir que el otro sabe que es amado. Cuando empiezan a vivir juntos, ya no les emociona ver al otro con poca ropa. Se acaban los bailes sensuales, las invitaciones a salir, los halagos. Todo se vuelve gris.

Si la pareja es muy sexual puede empezar a buscar otras personas que los hagan sentir vivos nuevamente. Aun siendo adultos, no encaran el problema, no son capaces de decirle a su pareja que busquen nuevas emociones o que reaviven la pasión, y eso termina por acumular energía libidinal (sexual) y caen ante la mínima tentación.

Antes de casarse, por favor, revisen además de la historia de vida de su pareja, si son sexualmente compatibles. Es una tortura para ambos si uno quiere y el otro no. Si lo eran pero perdieron la chispa para prender las llamas de la pasión, no duden tanto y tomen una terapia de pareja. Amar y ser amado también es parte importante de la felicidad como seres humanos.

 

No tags for this post.

Write a Comment

Deja un comentario

Romper La Resistencia Al Cambio

Romper La Resistencia Al Cambio

3 Si existe algo que nos cuesta a los seres humanos es asumir los cambios en nuestras vidas.  Cambiar de empleo, de pareja, …

Nuestro “Juan sin miedo”, sácale provecho

Nuestro “Juan sin miedo”, sácale provecho

3 Juan sin miedo es la historia de un joven cuyas aventuras se hicieron famosas porque su valentía no tenía límites.  …

La Diferencia Entre Ser “Sexy” Y “Vulgar”

La Diferencia Entre Ser “Sexy” Y “Vulgar”

1 Todos amamos ser atractivos.  Recibir cumplidos sobre nuestra belleza, inteligencia o talento hace nuestra vida mas feliz.  …