Blog

Últimas entradas, Claudia Huertas Psicóloga

Comportamientos del adicto.

Comportamientos del adicto.

Negación y Autoengaño

Cuando una persona se enfrenta a una adicción, suele intentar justificar sus acciones como menos negativas de lo que son.  Nadie quiere enfrentarse a aceptar que ha perdido el control sobre el de una sustancia, sea legal o ilegal, alcohol o sustancias psicoactivas.

Para identificar la NEGACIÓN, pregúntese si ha usado o ha escuchado a alguien usar frases como las siguientes:

  • Yo solo bebo/consumo en las fiestas los fines de semana, entre semana nunca lo hago.
  • Yo controlo mi vicio, es el vecino, ese si está degenerado.
  • Yo puedo salir de eso solo, no necesito ayuda, porque yo no estoy tan mal.
  • A mi no me hace falta, solo lo hice porque tenía ganas, pero cuando quiera dejo de hacerlo.
  • Mi hijo no es adicto. Miren que ya lleva 15 días sobrio y no le ha nada malo, no como el hijo de doña Fulana que duerme en la calle.

La por su parte se ve involucrada en esta negación, ya sea por vergüenza a que otros se enteren de que tienen un familiar adicto, o porque aún mantienen la esperanza de que el problema no sea grave.

Quien se enfrenta a una adicción suele creer en realidad que puede salir de ella sin ayuda profesional, pero lo hace una y otra vez, en cada que se le , porque su cuerpo y su se lo están pidiendo a gritos.

De igual forma, quien padece (adicción al juego) suele tener el mismo problema.  Su deseo por poner a prueba su suerte y ganar lo impulsa a endeudarse y negar el hecho de no poder detenerse.

Para identificar el AUTOENGAÑO, pregúntese si ha usado o ha escuchado a alguien usar frases como las siguientes:

  • Es la que me emborracho/drogo; prometo que a partir de no lo voy a volver a hacer.
  • Lo que me hizo daño no fue el consumo de alcohol/droga; es que me lo vendieron de mala calidad.

El autoengaño es la forma en la cual el adicto se promete que no volverá a cometer una conducta, porque cree tener la fuerza de voluntad para detenerse.  Lo paradójico de esta situación es que lo hace siempre por “última vez” para “no volver a hacerlo”.

En una persona con problemas de adicción, el alcohol, las drogas y el juego suelen presentarse de manera conjunta, de tal manera que algunas personas pueden sufrir una o más al mismo tiempo.

Una intervención profesional puede ayudar tanto al adicto como a su familia a volver a tener una vida libre de situaciones conflictivas y peligrosas, tanto para la salud física como para su salud mental.  La tranquilidad no tiene precio.

 

 

Write a Comment

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

¿Cómo corregir mis situaciones negativas?

Siempre escuchamos que nuestras emociones y pensamientos crean nuestra realidad, pero poco sabemos de cómo alcanzar esa …

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

¿Dónde reside la salud de mi cuerpo?

Todos oímos que las enfermedades son producto de malos hábitos, de la contaminación, y de fallas en nuestra genérica, …

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

¿Qué hago con mi miedo a la muerte?

Cuando hemos perdido a alguien cercano, conocido, o estamos enfermos, experimentamos un miedo muy común: el miedo a la muerte. …